Análisis Cultural Seminario Temático 2015

Un blog hecho entre todos los estudiantes del curso de 2015 de Dr. Timmer, LAS, Universidad de Leiden. Blogs de otros años: https://thematicseminarlatinamerica.wordpress.com, y https://culturalanalysisul.wordpress.com

Reseña: Las hijas de la higuera

Reseña: Las hijas de la higuera

Las hijas de la higuera (2007), de Gabriela Milone, retoma un texto bíblico para su título. Este texto se encuentra en el nuevo testamento en Mateo 21:19: “Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera”. Según la Biblia esta maldición tuvo lugar cuando Jesús paso por allí y tenía hambre, al ver que aquel árbol no tenía fruto lo maldijo y en 24 horas el árbol se secó. Es precisamente a partir de esta metáfora que la autora pone en cuestión la fertilidad de la mujer en su poesía.

El libro está compuesto de una manera peculiar, que se organiza a partir de citas del libro sagrado, a través de las cuales se articula una polémica entre el cuerpo femenino y masculino y, sobre todo, con relación a la capacidad de engendrar de la mujer. La propia división en partes refleja esa relación: los dos primeros poemas hablan sobre la relación de la madre y la negación del fruto de su vientre, y por lo tanto de la muerte de aquellos que no pudieron ser engendrados. El primer bloque de poemas, “Se te niega I sublimar la asfixia”, tiene como exergo un pasaje bíblico, y a partir de allí la autora presenta la mayoría de los textos de una forma muy curiosa: al lado de cada verso se encuentra una palabra o frase concisa entre paréntesis, que no sólo permite deducir de lo que se trata en los versos en cuestión, sino con la que se establece una relación de comentario, de una manera que recuerda las glosas medievales al texto bíblico. El siguiente bloque de poemas, en evidente continuidad con el anterior, “Se te niega II o sublimar el fin”, consta de diez poemas cortos que hacen referencia a la relación con el papel de la madre, el padre y la sangre. La parte final del libro termina por supuesto con otro texto bíblico, que hace además referencia al fin del propio libro.

Milone construye un libro de marcado cáracter femenino donde se reflexiona sobre la función del cuerpo de la mujer a través de la figura de la madre. En ese sentido, presenta tanto la identidad particular que sólo la mujer posee al desarrollarse como madre como lo que pasa con esta condición cuando le ha sido negado ser fértil y no podrá ver jamás el fruto de su vientre.

El texto mismo viene a confirmar ese tratamiento doble de la identidad femenina: la autora escribe a veces en el papel de hija que habla a su madre –por ejemplo, “Bendita tú eres, mamá” (2007: 10)–pero al mismo tiempo toma otras veces el lugar de la hija o hijo que nunca se engendró, ese fruto que sólo se origina en sus entrañas y que solo allí puede ser engendrado, pero que también puede ser anhelado bajo la forma del sufrimiento cuando existe el deseo de ser madre pero la naturaleza se lo ha negado a una mujer haciendose partícipe de aquella maldición. Asimismo, en la descripción de partes del cuerpo que tienen que ver con la fertilidad se reproduce el mismo mecanismo, incorporando tanto aquellas necesarias para que este cuerpo produzca otro cuerpo, dándole vida, como las que intervienen en esa maldición proclamada. Así, los miembros que se mencionan, entre otros, son el vientre –parte muy importante donde comienza una nueva vida–, la sangre –fluido necesario que forma parte de un nuevo engendramiento–, ‘la leche blanca del padre’ –una parte del cuerpo masculino esencial para la fertilidad– pero también los labios que dan voz al anhelo de ese ser deseado y no engendrado. Por ejemplo: “Mis labios se abultan de palabras sin luz, goteo en la lengua apocada, menguada por la duda del mismo sabor” (2007:11). Igualmente, en sus versos se habla con la madre y se escucha la voz del padre, donde se encuentran voces de seres que no han sido creados, pero que en cambio preguntan y dan respuestas imaginables (35).

En La risa de la medusa, Hélène Cixous tipifica así la relación con la madre: “En la mujer siempre existe, en cierto modo, algo de ‘la madre’ que repara y alimenta y resiste a la separación, una fuerza que no se deja cortar, pero que ahoga los códigos” (1975: 56). Cixous describe a la mujer corporalmente y toma como base para un nuevo orden simbólico el lenguaje del cuerpo de la mujer. Una diferencia fundamental con la masculinidad es que sólo la mujer puede tener el privilegio de experimentar ser madre. Cixous presenta un lenguaje metáforico sobre la relación corporal de madre e hija, un símbolo muy fuerte que sólo la mujer puede experimentar por su naturaleza femenina. En más de un sentido, Las Hijas de la higuera emprende una reflexión similar en clave poética.

El libro de Milone lleva a reflexionar sobre la fertilidad en el cuerpo de la mujer, también cuando ésta le ha sido negada, y cuestiona así tanto la presencia de la madre como la del padre en la acción de la fecundación. El diálogo que Milone establece siempre en sus poemas con un texto del libro sagrado introduce esa negación misma del cuerpo que habrá de liberarse en palabras, en poemas que surgen del fruto del vientre de la negación y de la estéril que habla, que lee la Biblia y escucha la voz de aquellos cuerpos con vida o aquellos que no tuvieron la oportunidad de ser engendrados, manifestándose en un cuerpo de palabras.

Hélène Cixous e Irigaray, Luce, La risa de la medusa, Barcelona,   Anthropos, 1995

Milone, Gabriela. Las hijas de la higuera, Cordoba, Alción, 2007

Un comentario el “Reseña: Las hijas de la higuera

  1. Alejandra
    17 abril, 2015

    Gracias Ruth! Me sirve muchísimo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 abril, 2015 por .
A %d blogueros les gusta esto: