Análisis Cultural Seminario Temático 2015

Un blog hecho entre todos los estudiantes del curso de 2015 de Dr. Timmer, LAS, Universidad de Leiden. Blogs de otros años: https://thematicseminarlatinamerica.wordpress.com, y https://culturalanalysisul.wordpress.com

La pérdida de la persona en Ygdrasil – Dennis Bus

El género cyberpunk es un subgénero de ciencia ficción que se define por la alta tecnología y la baja, o pobre, vida. Indudablemente la novela Ygdrasil pertenece a este género: Las personas están tratados de una manera horrorosa, la tecnología está incorporada en los cuerpos de la gente, los edificios y las redes virtuales son biotecnológicas. Además el autor Baradit ha añadido elementos folklóricos y mitológicos de América Latina y otras partes del mundos creando una mezcla singular. En una entrevista describe la novela como “Realismo Mágico 2.0. Macondo ya tiene redes de fibra óptica, pero sus chamanes todavía toman ayahuasca”1.

La novela Ygdrasil tiene como protagonista Mariana. Pero no sé si realmente se puede hablar de una protagonista, quizá mejor personaje principal. La historia empieza con el traspuesto del alma de un hombre en el desierto de Sonora entre su propio cuerpo, un cactus, una rata y una piedra. La milicia Méxicana se da cuenta de eso y quiere investigar para adquirir la tecnología que lo hizo posible y a este fin secuestran/reclutan a Mariana. Mariana es drogadicta de maíz y una asesina a sueldo y se ve obligado a acceder a los deseos de Ramírez, comandante en la milicia mexicana, por la amenaza de ser reducida a una perra2. Para obtener la información que necesitan Mariana debe infiltrar al Banco de México, un edificio biológico. Mariana consigue la información pero está capturada por el sistema auto-inmune del edificio y está torturada hasta su cuerpo es casi destrozado y la dejan por muerte en la calle. Entonces entra el Selknam en este plano de existencia para salvar a ella. El Selknam es un ente del cosmos y se describe a si mismo como un parte del sistema auto-inmune del cosmos para acertar que los acontecimientos siguen como deban. Se llama Reche. Restaura el cuerpo de Mariana y la milicia, dando se cuenta que no murió, decide usarla una vez más visto que la información adquirido del Banco no es completa. Mandan ella a una isla dónde debe infiltrar (describir que) . A este fin envían el espíritu Günther a poseer ella como medio de comunicación en el plano Astral. Günther es un joven de 18 años que murió durante su servicio en el ejército de Alemania en la segunda guerra mundial. Por su fin traumático sigue existiendo en el plano astral porque no ha encontrado su paz. En la infiltración descubren información sobre el Empalme Rodriguez, una tecnología que permite redirigir las almas a máquinas. Después Mariana es capturado por el Imbunche, un profeta de la sección 14 de Chrysler. Chrysler es una empresa que creció hasta un tamaño tan grande que pidió acceso al UNO y es considerado un país en sí. Sus empleados son al mismo tiempo los ciudadanos. Todo Chrysler está situado en el océano atlántico y está divido en secciones, donde 14 es uno de ellas. El Imbunche es profeta de una religión en que no cree el mismo, sólo lo usa para seducir a los habitantes de sección 14 con el fin de conseguir más poder y para derrotar El Directorio, los propietarios de Chrysler. Por eso capturó a Mariana porque sabe que ella ha conseguido información importante acerca un proyecto sumamente importante por El Directorio y la obliga a infiltrar al sistema virtual de Chrysler para averiguar que sea este proyecto. Al final resulta que el Empalme Rodriguez es parte de un plan aún más grande, Ygdrasil. Ygdrasil tiene como objetivo subvertir toda la humanidad y usando el Empalme Rodriguez crear una red de todos los humano conectándolos al punto central Ygdrasil para crear un solo organismo a nivel mondial. Al final Mariana intenta destruir Ygdrasil pero otra vez está capturada y la hacen el punto central de Ygdrasil en efecto haciéndola una perra.

La historia tiene lugar entonces en un ambiente peculiar con varios aspectos notables, uno de los aspectos más evidente en la novela es la representación y tratamiento de personas/personajes/cuerpos. Como dicho antes las personas son tratadas más como herramienta o recurso natural que otra cosa. Eso no se restringe solamente al mundo físico real sino a todos los planos de existencia. En la novela se puede distinguir entre los siguientes planos de existencia: lo terrenal, lo astral, lo virtual y lo mí(s)tico. Donde lo terrenal es el mundo real como lo conocemos, lo astral es el ambiente que habitan los espíritus que no han encontrado paz, lo virtual como “la realidad virtual” en la novela esa ambiente funciona como una especie de internet, y al final el plano mí(s)tico está reservado por estos entes sobrenatural que no pertenecen a los otros planos de existencia.

Las fronteras entre estos entornos es fugaz y es, a través el uso de tecnología, sencilla para una persona manifestarse en algún plano de existencia. La personaje principal de la novela Mariana entra en cada ambiente para cumplir sus misiones que la imponen. Una pregunta interesante sería cómo los personajes están representadas en cada ambiente y que nos dice está representación. Aunque se supone que no hay restricciones, todos los personajes se manifiestan corporalmente, es decir con un cuerpo humano, no importa el plano de existencia. Cuando Mariana entra al plano astral y Günther la sigue “-No eres nada feo – comentó Mariana al ver a Günther cara a cara.”3, y en el plano virtual describe su entorno usando los sentidos, cuando accede al intranet de Chrysler: “Un ruido la hace mirarse los pies. Son pies de adulta sobre un montículo de arena. Alza la vista y ve un nuevo paisaje. Se da cuenta de que ha ingresado a la intranet.”4 Es interesante este aspecto de la representación por que dice algo sobre la actitud que tienen los personajes con respecto a un/su cuerpo. Aunque el cuerpo es algo que siempre vale la pena conseguir y guardar (Günther que no quiere otra cosa que experimentar el mundo con un cuerpo otra vez), el cuerpo está representado como algo esencial pero más como un medio para experimentar y actuar en cada ambiente (terrenal/astral/virtual). Se trata entonces de un cuerpo-medio o cuerpo-interfaz. Una escena que ejemplifica eso es la necesidad de alcanzar un orgasmo para recibir información, el orgasmo como una mera función biológica que puede ser explotado dentro un sistema de información.

Hombres con cerebros de delfín controlando un ejército de tontos a distancia, hombres y mujeres mutilados y deformados para ser más útil por cualquier fin, las personas con la tecnología implementada en el cuerpo, los espíritus que toman posesión de cuerpos ajenos, ¿todavía se puede considerar estos seres humanos, y hay una relación entre el cuerpo y la identidad? Para dar una respuesta a esta pregunta sería útil hacer una distinción entre dos teorías sobre la implementación de tecnología: el transhumanismo y el posthumanismo. El transhumanismo es sobre todo un ideología, el transhumanismo tiene como objetivo mejorar la naturaleza del cuerpo humano con el uso de tecnología o la implementación de ella en el cuerpo humano. El Posthumanismo se concierne más con la pregunta filosófica si todavía se puede considerar el ser humano realmente como humano o si se ha cambiado a algo más allá; un ser posthumano. Es decir, el posthumanismo se concierne con la concepción del cuerpo humano.

Miah (2007) ha intentado describir una historia general del posthumanismo en su artículo y describe como los filósofos durante la historia han intentado definir el cuerpo humano. Dice que en primer lugar intentaron definir lo humano en sus diferencias con otros entes; los animales, autómatas mecánicos etc. Y que hay dos aspectos que nos hace humano: el uso de herramientas, o tecnología y la conciencia. La tecnología es entonces un aspecto esencial en la definición de que es un ser humano. No obstante, por cambios en la ciencia y sus discursos el cuerpo humano fue reducido a su biología y la distinción entre los humanos cambió: «these barriers between animals and humans have now begun to collapse, identifying the difference between them as being one of degree, rather than of kind.»5

En la introducción de su libro «Posthuman Bodies» Halberstam et al (1995) describen unas de las distintas modalidades que constituirían un cuerpo posthumano. Sobre todo se puede decir que el cuerpo posthumano está constituido discursivamente y por un cambio en discursos la concepción del cuerpo ha cambiado también: «Posthuman bodies are not slaves to master discourses but emerge at nodes where bodies, bodies of discourse, and discourses of bodies intersect to foreclose any easy distinction between actor and stage, (…) Posthuman embodiment (…) is not about fixed location in a reified body, female or otherwise, but about nodes in fields, inflections in orientation.»6. El cuerpo posthumano entonces no es uno o único sino muchos y que tienen un rasgo de “someness” Es decir, el cuerpo es definido por el “someness” de cada iteración que realiza, y es el conjunto de todo que constituye el cuerpo posthumano. Al contrario de una concepción humanista que es singular y monolítico en sus categorías en describir el cuerpo.

Si el cuerpo posthumano es múltiple en su “someness” que tiene ¿qué tiene que ver ese cuerpo con la identidad? En «Identity Without Person» Agamben dice que los fundamentos de la identidad tienen que ver con el hecho de uno puede ser reconocido: «it is only through recognition by others that man can constitute himself as a person»7. Originalmente la palabra persona significa máscara y fue por está máscara que uno adquirió una identidad social. Con respecto a los cuerpos posthumanos se puede decir que la persona se puede constituir por una representación corporal como máscara, que el cuerpo es una extensión de una identidad o como dice Agamben un “personaje”. No obstante en el caso de la novela «Ygdrasil» es difícil decir que los cuerpos serían una extensión de una identidad. Eso tiene que ver con la relación entre el individuo y lo colectivo, el uno y el todo en la novela.

El primer instancia en que el Selknam aparece dice de sí mismo «Piensa en mí como un anticuerpo que el Universo produce cuando se le infecta una herida.»p40 el hecho de ser «como un anticuerpo» dentro un sistema más grande es un tema recurrente en la novela. Está relación entre lo individual y lo colectivo en términos corporales de enfermedad está presente a varios niveles en Ygdrasil de lo cual el Selknam Reche es lo más alto, al nivel del Universo. Además hay el Tangata Manu que manipula los humanos para conseguir sus objetivos también al nivel del Universo. Después al nivel del planeta Tierra hay el Ygdrasil que conecta cada ser humano a una red gigantesca para formar un sólo organismo en que los humanos son meras células. Un nivel más bajo hay los edificios que son biológicos en índole y funcionan como un cuerpo con respecto a infiltraciones. En lugar de tener un sistema tecnológica de seguridad tienen un sistema de anticuerpos para reconocer las personas infiltradas y incapacitarlas. Otra funcionamiento corporal es dentro la comunidad/sociedad. El Directorio del Chrysler de vez en cuando organiza una “Revolución” prevista para controlar su población y mantener el status quo. Se puede considerar estas revoluciones como una especie de vacunación en el sentido que evita una revolución verdadera. Al nivel un poco más bajo dentro un marco de la comunidad hay la escena en que Mariana encuentra a una niña perdida:

Acababa de sentarse en las escalinatas de un edificio público a comer su manzana cuando, a lo lejos, vio llorar a una niña mientras miraba a su alrededor, llamando a su madre. La pena y el pavor le deformaban el rostro. Unos guardias se acercaron a la niña y la tomaron bruscamente del brazo. Mariana se levantó de un brinco y se abalanzó sobre ellos.

-¡Déjenla en paz! -les gritó en la cara.

La niña se aferró instintivamente a ella.

-¡No interfiera con la ley!

-¡Ella no ha hecho nada! ¿No ven que está muerta de miedo?

-El Departamento de Reubicación de Menos se hará cargo. ¡Ahora suéltela!

-Quítenmela – gruñó, desafiante.

Pero el golpe en la nuca de un segundo guardia la dejó inconsciente y tirada en el suelo de la plaza.8

Esta escena ilustra como también estos guardias son como anticuerpos de un sistema, reconocen un problema y lo único que pueden es entregarla al órgano creado por estas instancias. No hay nada de personalidad ni la capacidad para ella. Eso se puede relacionar mucho con lo que dice Agamben sobre la creciendo importancia de los datos biométricos en relación con la identidad en «Identity Without Person». Agamben describe el cambio desde el siglo XIX en que la identidad depende cada vez más en datos biométricos y que este proceso quita la persona de la identidad. En efecto los estados reducen las personas a estos datos y por eso pierden su persona; están reducidas a la nuda vida como lo define Agamben. Es exactamente eso que presenta «Ygdrasil», toda la gente en la historia son reducida a sus datos biométricos. No sólo para que las autoridades puedan reconocer y identificar a la gente sino es realmente que son los individuos. Todos los individuos tienen el cuerpo adaptado, deformado o que sea, y son estas adaptaciones que definen quienes son. No en el sentido de una persona sino en un cuerpo-objeto. Esta gente tienen el cuerpo deformado para ser más útil para ellos que controlan a este gente. Como mencionado antes el cuerpo está presentado y usado en la novela como un medio o una interfaz para actuar y experimentar el mundo. Lo esencial sería entonces quién usa este cuerpo. La persona misma o otra persona/instancia que tiene ese cuerpo en su poder. Es la pregunta esencial y yo argumentaría que es esta pregunta que define en la novela si se trata de una persona o un cuerpo-objeto de la nuda vida. En el fondo tiene que ver con la agencia donde:

La agencia se refiere no a las intenciones que la gente tiene en hacer cosas, sí a su capacidad de hacer esas cosas en primer lugar (por eso la agencia implica poder). Agencia se refiere a los eventos de los cuales un individuo es un autor, en el sentido de que un individuo podría, en cualquier fase de una secuencia dada de conducta, haber actuado de manera diferente” (Giddens, 1986, p. 9)9

En la novela solo hay la apariencia de agencia como está descrito aquí. De todos los personajes presentes sólo el Imbunche parece tener una medida de agencia. Mariana se ve obligada a cumplir las misiones que la gente le impone por la amenaza de ser reducida a una perra como su madre, a Günther le falta el cuerpo física para actuar y todos los personajes secundarios están presentados como individuos que tienen el destino fijado por su utilidad biológica-económica, no hay mejor ejemplo que Manuel:

Poco después se abrieron las puertas e ingresaron dos guardias empujando a un hombre semidesnudo. Un gran perno atravesaba sus muñecas, fijado con una enorme tuerca de bronce. Uno de los guardias lo empujó violentamente y el hombre cayó de rodillas ante el Imbunche. Su rostro reflejaba una mezcla de miedo, agotamiento y resignación. Evidentes maras de tortura cruzaban su cuerpo; le faltaban las orejas, la nariz, los dedos de los pies y los genitales. Respiraba con dificultad.

(…) -Mariana te presento a Manuel. Él es la llave.

(…) Se trata de hombres acondicionados para enviar y recibir información a y desde los ordenadores locales. Solo que ellos no lo saben -dijo, acariciando la cabeza del prisionero.10

En cada instancia de los personajes hay una falta de agencia: No hay la posibilidad de actuar como el individuo querría. Como Lopez dice la agencia implica poder y hay una evidente carencia de poder en todos los personajes. No obstante, no se trata solamente de una incapacidad de actuar de una manera diferente en algún situación sino como señala Agamben no sólo importante la potencialidad de un individuo, también la impotencialidad es esencial. En el capítulo «On What We Can Not Do» Agamben (2010) discuta la otra cara de moneda con respecto a la potencialidad del humano, a saber, su impotencialidad. Dice que una operación de poder es inhibir la potencialidad de una persona en que se quita de una persona la posibilidad de actuar, pero otra operación es afectar la impotencialidad:

“Impotententiality” does not mean here only absencse of potentiality, not being able to do, but also and above all “being able not to do” being able not to excersice one’s own potentiality. And it is precisely this specific ambivalence of all potentiality -which is always the power to be and not to be, to do and not to do- that defines, in fact, human potenciality.11

Es la combinación entonces de potencialidad y impotencialidad que nos hace humano porque “human beings are the [only] animals capable of their own impotentiality”12. Esta operación de poder quita la posibilidad de una persona en “no hacer” y también la posibilidad de reconocer la opción de “no poder hacer”. Es bastante obvio que ambas operaciones de poder están presentes en «Ygdrasil». Ellos que tienen el poder quitan la posibilidad para un individuo de actuar como quiere en cualquier situación y además la posibilidad de no hacer algo y realizar su impotencialidad porque por un lado está obligada hacer lo que requieren ellos que están en poder por el control total que tienen sobre su cuerpo pero más importante: por la implementación de tecnología ya no existe la posibilidad de una impotencialidad. Vemos entonces que en el mundo del «Ygdrasil» casi no existe la posibilidad de agencia y crucialmente de la impotencialidad: Todos los personajes no pueden actuar como quieren en cualquier situación y no pueden negarse a actuar por la amenaza de violencia y una potencialidad infinita por la implementación de tecnología. Esto coincide con una lectura crítica de Areco (2011) de la novela en que él describe la importancia de la figura del Imbunche en la literatura chilena y en «Ygdrasil». El Imbunche es una figura folklórico que es un:

cuadrúpedo pequeño, enano o monstruo y que se usa para referir, en el imaginario mapuche y chilote, al niño raptado por los brujos para que resguarde sus cuevas, el cual:

sufre deformaciones y torturas que lo convierten en una mezcla de humano y animal. En primer lugar los brujos le quiebran la pierna izquierda y se la adosan a la espalda […], por lo que camina dando brincos; luego le tuercen la cabeza hasta darla vuelta […] para des- pistar a los intrusos […] También se sabe que se le obstruyen todos los orificios del cuerpo, excepto la boca (245).

Se trata entonces de una deformación del cuerpo de un individuo que, aunque nació como ser humano, casi no es reconocible como humano; es un monstruo. Areco identifica el proceso de imbunchización en «Ygdrasil» en que los individuos están deformados y hecho servil para sus dueños. Es bastante evidente este proceso en la novela y la relación que tiene con la carencia de agencia en los individuos. Curiosamente el personaje con la más aparente agencia en la novela es el Imbunche mismo. No obstante resulta que él también no fue nada más que una pieza en un juego de ajedrez al nivel del Universo.

La novela presenta muchos paralelos con un sistema neo-liberal del capitalismo y se puede leerla como una crítica de ella. «Ygdrasil», con su materia muy gráfica en cuanto a las representaciones de cuerpos deformados y torturados para ser útil económicamente, lleva a un extremo las posibilidades tecnológicas para controlar todo. Todos los planos de existencia son accesibles y explotables, hasta las almas de los muertos, ya no importa el individuo y la tecnología sólo sirve ellos que están en poder. En este sentido la tecnología fortalece la posición de poder y contradice la idea casi omnipresente del “progreso tecnológico”. En lugar de complementar y mejorar la existencia (post)humano, la tecnología deshumaniza; imbunchiza.

Bibliografía

Agamben, Giorgio. “Nudities.” (2010).

Areco, Macarena. “Bestiario ciberpunk: sobre el imbunche y otros monstruos en Ygdrasil de Jorge Baradit.” Aisthesis 49 (2011): 163-174.

Baradit, Jorge. Ygdrasil. Chile, ediciones B, 2005.

Halberstam, Judith M., and Ira Livingston, eds. Posthuman bodies. Indiana University Press, 1995.

López, José Enrique Ema. “Del sujeto a la agencia (a través de lo político).”Athenea Digital: revista de pensamiento e investigación social 5 (2004): 1.

Miah, Andy. “Posthumanism: A critical history.” Medical Enhancements and Posthumanity (2007): 1-28.
Notas

[1]Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/magazine/2007/11/14/281823/jorge-baradit-escritor-ya-no-es-posible-hacerle-el-quite-a-la-ciencia-ficcion.html

[2]Una perra es una mujer mutilada de que se quitan las piernas y brazos, dan un tratamiento químico que quita el «yo» del cerebro. Es la opción más barato en una burdel.

[3]p107

[4]p203

[5]p13

[6]p2

[7]p46

[8]p172

[9]Lopez (2004)

[10]P199-200

[11]P43-44

[12]p44

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 25 mayo, 2015 por .
A %d blogueros les gusta esto: